blog-3

Tips para obtener el mejor crédito inmobiliario



En México es posible obtener un crédito para la compra de vivienda nueva o usada a través de diversas entidades financieras como los bancos, los organismos públicos de vivienda como: Infonavit y Fovissste; o bien las sofomes hipotecarias. Algunas también ofrecen financiamiento para comprar lotes urbanizados o para construir (si ya se cuenta con el terreno), para remodelar, ampliar una vivienda o para adquirir una vivienda de descanso (segunda hipoteca).



De hecho, en los últimos años se han flexibilizado los requisitos que solicitan las entidades financieras para otorgar créditos hipotecarios. Por ejemplo, ahora se pueden sumar los ingresos de la pareja o de toda la familia (padres e hijos), aun cuando sean derechohabientes de distintos organismos de vivienda (Infonavit o Fovissste). También, existen opciones para quienes no perciben ingresos formales o para profesionistas que trabajan por su cuenta. El objetivo es facilitar a la gente la realización de tan valorada meta.



**NOSOTROS TRAMITAMOS TU CREDITO AQUI**











  1. Evalúa el presupuesto de gastos:





Lo primero es conocer el presupuesto con el que se cuenta. Sabemos que existen gastos fijos de vivienda, como el pago de la cesta alimentaria, colegiatura de los niños, entre otros gastos fijos, al solicitar un crédito se debe incluir también el pago mensual dentro de los gastos fijos, añadiendo los gastos extraordinarios que acarrean una solicitud de crédito hipotecario, como los gastos administrativos, avalúo, entre otros.



Se debe tener presente que la capacidad de endeudamiento debe ser inferior al 35% de los ingresos personales o familiares, a fin de disminuir la probabilidad de que incurra en sanciones de impago del crédito.







  1. Decide qué tipo de vivienda quieres:





Conocer las necesidades que se deben satisfacer hará del proceso de búsqueda de una vivienda, un proceso más sencillo, se debe tomar en cuenta los m2 que desea que tenga, la cantidad de habitaciones, la ubicación, entre otros aspectos. Teniendo esto en cuenta, podrás estimar un aproximado de cuánto necesitarás para comprar la casa o departamento.







  1. Evalúa el enganche:





El enganche es el pago inicial al momento de solicitar créditos hipotecarios, con este monto se cubren algunos gastos administrativos, comisiones, escrituras y otros, se recomienda que este enganche sea del 10 % al 35 % del valor total de la propiedad.



Teniendo esto en cuenta, se aconseja que antes de que contrates el crédito hipotecario tengas un ahorro previo para el enganche de la propiedad, pues, a mayor enganche, menor será el pago mensual que tendrá que realizar y menor será la cantidad de dinero financiada que la institución bancaria tendrá que prestarle.



Tip: Entre mayor sea el enganche aportado, menor será el financiamiento a solicitar y el costo total de la vivienda. En algunos casos, a mayor aforo menor tasa de interés a pagar.











  1. Evalúa plazos de pago:





Los plazos de pago varían de acuerdo con instituciones financieras e instituciones gubernamentales, por jemplo, INFONAVIT y FOVISSSTE ofrecen plazos de hasta 30 años para el pago de un crédito hipotecario, mientras que las instituciones bancarias establecen plazos que van de los 5 a los 20 años para finiquitar un crédito.



Elegir plazos de pago cortos tiene sus ventajas y desventajas, es decir, al seleccionar un plazo menor quiere decir que los pagos mensuales serán mayores, sin embargo, el monto de interés será menor, así como el costo total de la vivienda.





Por otra parte, al seleccionar plazos de pago altos, el monto mensual a pagar por las cuotas del crédito será menor, pero los intereses y el costo total a pagar será mayor.



Es por lo que aconsejamos crear un plan de ahorro que permita pagar al menos el 30% de enganche del valor total de la vivienda, a fin de tener un ahorro más significativo. Por esta razón es recomendable adquirir créditos hipotecarios de distintas instituciones.







  1. Checa la tasa de interés:





La tasa de interés representa un factor importante al momento de elegir o comparar créditos hipotecarios, por lo general las instituciones financieras manejan tres tipos de tasa de interés.




  • Fija.

  • Variable.

  • Ajustable o mixta.





Tasa fija: Esta es la tasa de interés con la cual el solicitante tendrá una mayor certidumbre de lo que deberá pagar durante la vida del crédito, pues, no van a variar o cambiar mientras exista la contratación.



Tasa variable: al seleccionar esta tasa se corre un riesgo, pues, la tasa de interés puede subir o bajar a favor o en contra del solicitante del crédito. La tasa varía de acuerdo con la situación económica del país.



Tasa ajustable o mixta: Esta tasa de interés es parecida a la variable, sin embargo, la tasa será fija por un determinado plazo y en otro periodo de tiempo cambiará.









6. Otros desembolsos relacionados con la contratación del crédito:




El enganche no es el único pago inicial que se realiza al contratar un crédito hipotecario; también se deben sumar los gastos de investigación y notariales, avalúo, comisiones por administración y seguros, entre otros. Ojo, estos gastos anexos pueden ser realmente considerables. En el ejemplo del crédito con 20% de enganche, al pago inicial se sumaron alrededor de 200,000 pesos o más por dichos gastos.



Tip: Verificar cantidades y porcentajes de gastos anexos que incluyen las distintas entidades crediticias e incluso para cada uno de los diferentes esquemas de crédito hipotecario que manejan.





7. Costo Anual Total:




La Condusef señala que es importante elegir el crédito hipotecario con la menor tasa de interés, pero que eso no garantiza el mejor financiamiento. Y es que el costo financiero de un crédito no se reduce a los intereses que se van a pagar derivados de la tasa de interés pactada; erogaciones como el monto de la comisión por apertura, comisiones por pagos anticipados y administrativos, entre otros (gastos anexos) también suman en el costo de financiamiento de un crédito hipotecario. Para ello, más que la tasa de interés hay que evaluar el Costo Anual Total (CAT), un indicador expresado en términos porcentuales anuales para fines informativos y de comparación. Cabe aclarar que el CAT no incluye los gastos notariales, ni los impuestos generados por la compra del bien raíz, ni el avalúo; todos son costos que pueden variar considerablemente de una institución crediticia a otra.



Tip: Para que el CAT sea una buena tasa de comparación de distintos créditos hipotecarios es necesario que todas las comparaciones se hagan en los mismos términos: tipo de tasa, plazo, monto, enganche y moneda de denominación.





8. Premios y recompensas:




Algunas instituciones financieras recompensan a los clientes que pagan puntualmente su mensualidad, a los que tienen un buen historial crediticio o a quienes ya eran sus clientes y tienen un historial de clientes cumplidos. Por ejemplo, algunos los exentan del pago de una mensualidad cada determinado tiempo, les aplican una tasa de interés inferior a la del mercado o se las reducen con cierta periodicidad e incluso pueden obviar la comisión por apertura del crédito. El efecto directo es la reducción del costo del crédito.



Ser buen pagador, paga.





Estos son algunos tips que debe tener en cuenta para a la hora de adquirir cualquier crédito hipotecario.Es muy importante que el que escojas se acomode a tus necesidades y proyecciones económicas.





#creditoshipotecarios #bienesraices #cancuncreditos #cancuninmobiliarios #creditosinmobiliarios





Referencias:



mercadolibre,com,mx, realestatemarket,com,mx